Compartir:

Seguro de cesantía

Seguro de cesantía: deberes del empleador

seguro de cesantía

El seguro de cesantía es un beneficio económico para proteger a los trabajadores en caso de desempleo. Pueden acceder a este beneficio si quedan en condición de cesante, bien sea por renuncia o despido. Para tramitar el pago de cesantía, los empleados con contrato indefinido deben acreditar 12 cotizaciones mensuales continuas como mínimo, o 6 cotizaciones mensuales mínimas, continuas o discontinuas, si tienen contrato por obra o a plazo fijo.

Afiliación y pago de cotizaciones: ¿a quién corresponde?

La afiliación y el pago de las cotizaciones del seguro de cesantía de los empleados es responsabilidad del empleador. Si un trabajador tiene un contrato firmado a partir del 2 de octubre de 2002, el empleador está en la obligación de comunicar a la AFC Chile sobre la afiliación. Si el contrato es posterior a esta fecha, el empleado puede afiliarse voluntariamente. 

 

El pago de las cotizaciones de este seguro corresponde al empleador. El porcentaje de cotización que establece la ley es de 4,11% de la remuneración que se ha acordado en el contrato. Este porcentaje se divide en dos: 1,11% para la Cuenta de Ahorro de Indemnización y 3% para el Seguro de Cesantía. Este, a su vez, se divide en dos partes: 0,8% para el Fondo de Cesantía Solidario y 2,2% se destina a la Cuenta Individual de Cesantía.

Seguro de cesantía solidario: deberes del empleador

deberes del empleador en el pago de cesantias

Es un seguro que funciona como complemento al ahorro individual y que se conforma con aportes del Estado y del empleador. Este dinero se acumula en el Fondo de Cesantía Solidario y los empleados pueden tramitar el pago de cesantía de este seguro cuando el saldo de su cuenta individual es insuficiente.

 

Debes saber que si al despedir a un empleado, sea de forma injustificada, indebida o improcedente, o por despido directo, este promueve una acción judicial contra la empresa y el tribunal falla a su favor, el empleador estará obligado no solo a pagar las prestaciones que correspondan, con los respectivos recargos, sino que además tendrá que pagar al empleado despedido las sumas que  habría recibido del Fondo de Cesantía Solidario.

¿Qué pasa si el empleador no paga las cotizaciones?

Es importante que el empleador esté al día con el pago de las cotizaciones del Seguro de Cesantía. Si tienes cotizaciones impagas, la AFC realizará la cobranza correspondiente, y el monto a pagar se reajustará según IPC, más los intereses penales. El interés penal depende de los días de retraso y equivale a la tasa de interés corriente más 50% en caso de que la demora sea superior a 90 día, o más 20% si es inferior a ese lapso de tiempo.

 

Por otro lado, si un trabajador queda cesante y la empresa no ha pagado las cotizaciones, esta deberá pagar el seguro directamente al empleado. Cuando hay cotizaciones impagas, el empleador debe buscar el Formulario de Reconocimiento de Deuda Previsional y llenar la información que se le solicita. No realizar este proceso expone a la empresa a una multa de 1 UF por cada empleado por el cual no haya pagado las cotizaciones.

 

El seguro de cesantía es un beneficio de los trabajadores, del cual el empleador tiene responsabilidades que debe cumplir. Toma en cuenta tus obligaciones y asesórate con expertos para evitar problemas legales al momento de que los trabajadores busquen tramitar el pago de cesantía.

¿Tienes dudas en materia legal?

Tu consulta no tiene costo

Nuestra misión es ayudarte a conectar con el/los profesional/es que pueden solventar tus dudas. Es GRATIS para ti.

Email personal. Solo con fines de consulta laboral. Nunca compartimos datos con terceros
Para ayudarte de la mejor manera, describe tu consulta en un solo párrafo.
Confirmo que he leído y acepto los Términos y condiciones y la política de privacidad de este sitio
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Este artículo se ha visualizado: 88 views

Contenidos Patrocinados:
Scroll to Top